Top

Cómo realizar un muro de cemento y ladrillo en casa

Cómo realizar un muro de cemento y ladrillo en casa

Para levantar una pared nueva en casa, todo albañil con experiencia sabe que la clave está en seguir al detalle el procedimiento. La exactitud, la habilidad y la constancia son imprescindibles. Si has decidido levantar una pared de ladrillos, estos son los pasos que deberás seguir.

  1. Excavación de surco

Para hacer los cimientos de la pared, debes cavar una zanja de aproximadamente 40 centímetros de profundidad, pero esto dependerá de los ladrillos que decidas utilizar y de la altura proyectada de la pared. Previamente, deberás haber definido la longitud de la pared que quieres levantar para que coincida con la longitud del surco.

  1. Clavado de vigas de madera

A lo largo de la zanja, dispondrás de vigas o estacas de madera separadas entre sí por medio metro a un metro. Debes cuidar que los extremos superiores de todas las estacas estén al mismo nivel. Para esto, debes utilizar un nivelador. Entre el fondo de la zanja y la superficie deberá entrar la primera fila de ladrillos.

  1. Base de cemento

Vierte cemento en la zanja hasta el nivel de la superficie. Las estacas seguirán sobresaliendo del cemento. Dale tres días como máximo para que el cemento fragüe completamente y se solidifique al cien por ciento.

  1. Las hiladas

Son las dos tablas de madera que irán clavadas verticalmente en cada extremo de la pared. Sirven para guiarte a qué altura irá cada fila de ladrillo y cada división con el mortero (cemento que se coloca entre filas).

  1. Colocación de filas de ladrillos

La primera fila de ladrillo estará bajo el nivel de la superficie. Coloca primero el mortero y sobre él la fila de ladrillos dejando pequeños espacios entre ellos que también debes rellenar. Coloca una línea guía con un hilo desde cada una de las hiladas, esto te ayudará a mantener el nivel.

Es muy importante que verifiques el nivel desde el primer ladrillo. Cada vez que termines una fila, eleva la línea guía al siguiente nivel. Recuerda siempre retirar el excedente de mortero en cada ladrillo, para que nada se desperdicie.

  1. Tarrajeo

Consiste en recubrir la pared de ladrillo con cemento. Utiliza una paleta de metal y esparce el cemento sobre la pared, siempre nivelándola para que el acabado sea uniforme. Deja secar otros dos días.

  1. Pintura

Inicia con una base de pintura imprimante. Luego la pintura para el acabado final a tu gusto.

Este es el proceso a grandes rasgos para construir una pared de ladrillos. Recuerda que siempre es recomendable hacerlo con un albañil experto, nunca solo.

No Comments

Post a Comment